• Vibrá al ritmo de la amistad porteña. El living de Casa Bevant es clave como lugar de encuentro con amigos o vecinos.

  • Compartir buenos vinos, una picada, leer el diario, chatear o terminar un buen libro son algunas actividades de este espacio que invita a quedarse.

  • Matizado por la luz de tres claraboyas circulares que reflejan el verde seco del muro
    y amplios sillones con modernas lámparas que delimitan pequeños sectores.